El blog de un Sacerdote Misionero Vicentino

Posts Últimos posts en Reverendo Padre Fabián A. Barrera, c.m

Volver a lo esencial: Cristo

Reverendo  Padre Fabián A. Barrera, c.m Volver a lo esencial: Cristo

Necesitamos urgentemente volver a lo esencial. Y lo esencial está en el sentido auténtico de la vida humana, en su destino eterno // Autor: P. Fernando Pascual LC | Fuente: Catholic.net Un escritor francés del siglo XX, Jean Guitton, publicó un libro titulado, en su tradu... más »

Santa Teresa de Calcuta: protectora de los pobres

Reverendo  Padre Fabián A. Barrera, c.m Santa Teresa de Calcuta: protectora de los pobres

Papa Francisco: La santidad de la Madre Teresa está tan cerca de nosotros, tan tierna y fructífera que seguiremos llamándola: ¡Madre Teresa! //fuente: http://www.pildorasdefe.net Ciudad del Vaticano, 04/09/16.-Con un gran tapiz que llevaba el retrato de la mujer conocida como la "Santa de los Canal más »

Cristo tiene un corazón limpio

Reverendo  Padre Fabián A. Barrera, c.m Cristo tiene un corazón limpio

Que la pureza de Cristo purifique la mente y el corazón de los hombres de hoy. Sólo así podremos devolver al hombre la dignidad que ha perdido. Autor: P. Fintan Kelly | Fuente: Catholic.net "Hay en Belén un aire de delicadeza, de dignidad, de pudor, que conmueve al corazón sensible. Allí se mueve más »

¿QUÉ SENTIDO TIENE LA VIDA?

Reverendo  Padre Fabián A. Barrera, c.m ¿QUÉ SENTIDO TIENE LA VIDA?

"El hombre está en el mundo porque alguien lo amó: Dios. El hombre está en el mundo, para amar y para ser amado". A menudo me pregunto qué sentido tiene la vida. Los años pasan, envejecemos, algunos muy queridos se han marchado. Miras a tu alrededor y te dices: "¿Qué sentido tiene todo esto??Sue más »

María, causa de nuestra alegría

Reverendo  Padre Fabián A. Barrera, c.m María, causa de nuestra alegría

Si queremos vivir alegres, en un ambiente de tristeza, ¿por qué no contamos más con María? // Autor: Pedro García, misionero claretiano Se ha observado muchas veces dentro de nuestro entorno religioso que las almas amantes de la Virgen María gozan y esparcen... más »

Te amo...¡pero no lo grito!

Reverendo  Padre Fabián A. Barrera, c.m Te amo...¡pero no lo grito!

Si he conocido lo que es amarte... ¡cómo es posible que no lo grite y a veces hasta guarde silencio! Autor: Ma Esther de Ariño | Fuente: Catholic.net Hoy es jueves, Señor, y al saber que me estás esperando me he sentido indigna de ese amor, de ese beneficio...Yo te amo, Señor, pero a veces siento más »

Sobrevivir a la muerte de los hijos es algo desgarrador

Reverendo  Padre Fabián A. Barrera, c.m Sobrevivir a la muerte de los hijos es algo desgarrador

Señor, hoy quiero decirte que te necesito en mi corazón, ven a vivir en él para que tenga una vida nueva. Que tenga siempre un corazón puro y viva de acuerdo a tu palabra. Quiero que mi voluntad esté guiada por tu instrucción de vida para tomar nuevos camino... más »

Desde un susurro divino

Reverendo  Padre Fabián A. Barrera, c.m Desde un susurro divino

Dios habla de muchas maneras y a veces puede pasar inadvertida, como si fuese un susurro que no interrumpe, no se impone.Autor: P. Fernando Pascual LC | Fuente: Catholic.net Dios habla de muchas maneras. Una puede pasar casi inadvertida, como si fuese un susurro suave y discreto.¿Cuándo ocurre eso? . más »

Realidad y desafíos de las familias

Reverendo  Padre Fabián A. Barrera, c.m Realidad y desafíos de las familias

«Fieles a las enseñanzas de Cristo miramos la realidad de la familia hoy en toda su complejidad, en sus luces y sombras [...] El cambio antropológico-cultural hoy influye en todos los aspectos de la vida y requiere un enfoque analítico y diversificado». // Por Mons. ... más »

Diversas realidades que enfrenta la familia

Reverendo  Padre Fabián A. Barrera, c.m Diversas realidades que enfrenta la familia

Los Padres sinodales se refirieron a las actuales «tendencias culturales que parecen imponer una afectividad sin límites, [...] una afectividad narcisista, inestable y cambiante que no ayuda siempre a los sujetos a alcanzar una mayor madurez». // Autor: Por Mons. Benjamín Castillo Plasencia, obispo más »